Cada 4 de febrero se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer y no sólo este día sino durante todo el año, los expertos insisten en que tener hábitos de vida saludables que incluyen una adecuada alimentación basada en la dieta mediterránea, la práctica regular de ejercicio físico y abandonar hábitos nocivos como el tabaco y moderar la exposición al sol ayuda a prevenir un gran número de tumores.

Según el informe “Las cifras del cáncer en España 2020”, editado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con datos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), Global Cáncer Observatory (CGO), Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de GLOBOCAN-2018, el número de casos de cáncer diagnosticados en España en el año 2020 alcanzará los 277.394, una cifra muy similar a la de 2019 con 277.234 casos. Sin embargo, el número de mujeres diagnosticadas por esta enfermedad ha aumentado un 1% con respecto a 2019, mientras que la incidencia de cáncer en hombres ha descendido medio punto.

Una de las principales razones de este continuo aumento de la incidencia en mujeres es el incremento del número de casos de cáncer de pulmón, que ha pasado a ser el tercer tumor con mayor incidencia en mujeres, después del de mama y el colorrectal, debido al consumo de tabaco, según el citado informe.

Hábitos saludables y ensayos clínicos, un bimonio indisoluble

Unido a los hábitos de vida saludables, los ensayos clínicos en oncología son el motor que nos permite conseguir que el cáncer sea una enfermedad prevenible y curable.

El IOB Institute of Oncology está integrado por un equipo de profesionales comprometidos con el avance científico y con la posibilidad de ofrecer a nuestros pacientes tratamientos a los que no se pueda acceder en cualquier otro lugar. En este sentido, los ensayos clínicos son estudios que ponen a prueba nuevos tratamientos para ver su efectividad y seguridad comparados con el tratamiento considerado estándar en ese momento. Gracias a nuestro completo programa de ensayos clínicos, los pacientes pueden recibir los tratamientos más avanzados.

¿Por qué es importante participar en un ensayo clínico?

Si ha habido avances en el manejo y tratamiento de las diferentes enfermedades oncológicas ha sido gracias a la realización de ensayos clínicos.

El ensayo clínico en oncología sirve para resolver dudas sobre aspectos de la enfermedad, como formas de prevención, diagnóstico, tratamiento y efectos sobre la calidad de vida. Los resultados que se obtienen en los ensayos clínicos son fundamentales e imprescindibles para desarrollar nuevas formas de luchar contra el cáncer.

Toda esta investigación ha permitido entender mejor la enfermedad, desarrollar nuevas técnicas diagnósticas y poner al alcance de pacientes y médicos nuevas terapias y fármacos más seguros, específicos y dirigidos a combatir cada uno de los distintos tipos de cáncer descritos.
Participar en un ensayo clínico ofrece al paciente la posibilidad de beneficiarse de aquellos tratamientos novedosos que se encuentran en investigación. Además, formar parte de un ensayo clínico es la mejor manera de ayudar al desarrollo de nuevos tratamientos que aumenten las posibilidades de curación del cáncer y que mejoren las terapias actuales que se aplican al resto de pacientes.

 

 

IOB

IOB

Leave a Reply