Información médica

Cáncer de colon: la detección precoz cura el 90% de los casos.

By 2 abril, 2020 No Comments
Cáncer de colon

El 31 de marzo se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Colon, un tumor que, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), constituye el segundo tipo de cáncer más frecuente (26.044 en hombres y 18.187 en mujeres), por detrás del cáncer de próstata y el cáncer de mama (35.126 y 32.953 casos respectivamente).

En el año 2018 supuso la segunda causa de muerte por tumores (11.265 muertes), tan sólo por detrás del cáncer de pulmón (22.133 muertes). Además, se prevé que será el cáncer más frecuentemente diagnosticado a lo largo de este año 2020 con 44.231 casos.

Detección precoz

El cáncer colorrectal es una de las pocas neoplasias que se pueden diagnosticar precozmente o, incluso, antes de la degeneración neoplásica de sus antecesores, los pólipos benignos. El 90% de los casos de cáncer de colon podrían curarse si se detectan de modo precoz, es decir, antes de que la enfermedad más avanzada se traduzca en alguna molestia.

El proceso de cribado está orientado para detectar el 80% de los casos que no presentan un componente genético, por lo que tiene como público objetivo la población de riesgo medio, es decir, mujeres y varones entre 50 y 69 años sin antecedentes familiares. A las pacientes con riesgo genético o familiar de presentar cáncer de colon se les debe realizar otro circuito de pruebas.

Factores de riesgo

En la mayoría de los casos, no es posible conocer la causa del cáncer colorectal, aunque sí se sabe que existen agentes o condiciones que predisponen o aumentan las probabilidades de tener esta neoplasia. Los factores de riesgo para desarrollar esta patología son varios y no se excluyen entre sí:

  1. Factores dietéticos: Dieta muy rica en grasas, y pobre en frutas y verduras frescas.
  2. Enfermedades o condiciones predisponentes: Existe una serie de enfermedades, benignas o premalignas, que aumentan el riesgo de padecer cáncer colorrectal. Las más destacadas son:

Pólipos en el colon o/y recto:

  • Los pólipos pueden ser neoplásicos (adenomas tubulares, vellosos o tubulo-vellosos) o no neoplásicos (hiperplásicos, inflamatorios). El riesgo de desarrollar un cáncer en el pólipo es diferente según el tipo de pólipo.
  • En los pólipos neoplásicos, a mayor tamaño, mayor riesgo de degeneración maligna.

Enfermedades intestinales inflamatorias: sobre todo, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

  1. Cáncer colorrectal previo: Haber tenido un cáncer colorrectal previo, aumenta el riesgo de un segundo cáncer colorrectal. Por esta razón, en las revisiones se vigila la aparición de segundos tumores.
  2. Factores genéticos o familiares: Hasta un 25% de los pacientes tienen un familiar afecto y en < 10% existe un componente hereditario. Es importante ser valorado por un experto en consejo genético en caso de presentar varios antecedentes familiares de esta neoplasia o de familiares con múltiples pólipos.
  • Algunos síndromes genéticos (Poliposis Adenomatosa Familiar, Síndrome de Lynch, Síndrome de Peutz-Jeghers y Síndrome de Gardner) aumentan el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal.
  • Factores familiares: La incidencia es mayor en aquellas personas con uno o varios familiares diagnosticados de cáncer.

Tratamientos personalizados

Sin embargo, el riesgo de fallecer por esta neoplasia ha disminuido progresivamente tanto en hombres como en mujeres desde hace varias décadas, principalmente debido al aumento de frecuencia de detección y extirpación de pólipos colorectales, su detección en estadíos más precoces y debido a que el tratamiento de este tumor ha mejorado en las últimas décadas.

En este sentido, la doctora Teresa Macarulla, oncóloga de la Unidad de Tumores Gastrointestinales del IOB Institute of Oncology en Barcelona explica que “en los últimos años hemos profundizado en la biología molecular del cáncer de colon y hemos clasificado mejor a nuestros pacientes en diferentes subtipos moleculares. Esto nos ha permitido mejorar en la personalización del tratamiento de esta enfermedad. Al mismo tiempo, los cirujanos han avanzado en las técnicas quirúrgicas, y con ello hemos permitido la curación de más enfermos. La combinación de tratamiento oncológico sistémico y de la cirugía permite curar paciente incluso frente a la presencia de metástasis a distancia”.

De cara a un futuro, la esperanza está puesta en la inmunoterapia y así lo corrobora la doctora Teresa Macarulla: “el cáncer de colon sigue siendo un tumor que en la mayoría de casos no responde a la inmunoterapia. Se está trabajando para hacer a estos tumores sensibles a la inmunoterapia, dado que ello permitiría disponer de más armas terapéuticas para luchar contra esta enfermedad”.

 

 

.

 

 

IOB

IOB

Leave a Reply