Información médica

El secreto para fortalecer las defensas frente al COVID-19 está en la dieta

By 25 marzo, 2020 No Comments
defensas frente a COVID-19

La amenaza del COVID-19 y sus efectos devastadores sobre la salud hace necesario que mantengamos nuestras defensas lo mejor posible. Además de seguir las recomendaciones de medidas higiénicas y de quedarnos en casa, saliendo sólo en caso de primera necesidad, podemos prestar más atención a nuestra alimentación.

Durante los tratamientos oncológicos podemos encontrarnos con periodos de defensas bajas porque es normal en este proceso, pero con algunos consejos dietéticos podemos ayudar a mantenernos fuertes para poder realizar todo el tratamiento sin interrupciones y evitar al máximo posibles infecciones.

A continuación, Jordina Casademunt, nutricionista del IOB Institute of Oncology en Barcelona propone algunos consejos generales  fáciles de poner en práctica en casa.

Recomendaciones a evitar

  • Evitar el consumo de alimentos crudos, dando preferencia a alimentos cocinados (a temperaturas entre 70 y 100ªC).
  • Evitar el consumo de embutidos y alimentos procesados.
  • Evitar el consumo de lácteos no pasteurizados.
  • Evitar el consumo excesivo de alimentos azucarados.

Recomendaciones a potenciar

  • Potenciar el consumo de verdura cocinada al vapor, en crema o en sopa.
  • Consumir aquella fruta que se pueda pelar o consumirla en forma de compota sin azúcar añadidos.
  • Consumir agua embotellada.
  • Incrementar el consumo de líquido en forma de agua, infusiones, caldos.
  • Respetar las condiciones de conservación y caducidad de los alimentos.
  • Desechar aquellos alimentos que presenten un aspecto u olor extraño.
  • Potenciar alimentos ricos en vitamina A o betacaroteno como moniato, calabaza, zanahoria.
  • Potenciar el consumo de alimentos ricos en selenio como las nueces de Brasil.
  • Potenciar el consumo de alimentos ricos en zinc como el arroz integral, semillas de calabaza, huevos.
  • Cocinar y aliñar los platos con aceite de oliva virgen ya que nos asegura un aporte de vitamina E.
  • Lavar bien las frutas y verduras.

Otros hábitos de salud que favorecen el mantenimiento de unas buenas defensas.

  • Cambiar el cepillo de dientes con frecuencia.
  • Realizar ejercicio físico en casa adaptado a las necesidades personales de cada uno, pero es importante mantenerse activo porque ayuda a minimizar la fatiga y mantener las defensas.
  • También puedes ambientar y purificar el hogar con difusión atmosférica (con un difusor de aceites esenciales) con una mezcla de 7ml de aceite esencial quimiotipado de Ravintsara y 3ml de esencia de limón.
  • Tener un buen descanso nocturno.

La experta en nutrición insiste en que el seguimiento de una alimentación equilibrada, el ejercicio moderado, la respiración y una actividad mental y emocional equilibrada, así como asegurar el descanso nocturno son medidas que pueden ayudar a mejorar la respuesta del organismo frente a posibles infecciones.

Por último, Jordina Casademunt, propone tres recetas saludables y fáciles de hacer que nos ayudarán a mantener nuestras defensas en plena forma.

 

1.Sopa tonificante de tomillo y ajo

Ingredientes: 1 litro de agua, 4 cucharadas soperas de tomillo, 1 cebolla grande cortada a trozos pequeños o a medias lunas, 1 diente de ajo, 1 rebanada de pan tostado, 1 cucharada de aceite de oliva, sal de hierbas.

Preparación: hervir el agua y añadir el tomillo. Hervir durante 5 minutos. Déjalo reposar durante 5 minutos. A parte, en otra olla rehoga el aceite con la cebolla y el ajo, añade la infusión de tomillo y condimenta con sal de hierbas. Sirve la sopa con una rebanada de pan tostado (opcional: se puede frotar el pan tostado con un diente de ajo) para cada persona.

Comentario nutricional: El tomillo es un gran antiséptico y ayuda a fluidificar mucosidades, el ajo también es un gran antiséptico.

 

2. Bebida digestiva

Ingredientes: 1 litro de zumo de manzana o pera (sin azúcares añadidos), 3 rodajas de jengibre, 1 rama de canela, 3 clavos, 6 cardamomos, ralladura de limón y ralladura de mandarina.

Preparación: mezclar todos los ingredientes y hervir durante 5-10 minutos. Servir caliente.

Comentario nutricional: Esta bebida ayuda a calentar y tonificar el organismo y favorece la digestión. Puede ser una ayuda digestiva para después de comer o de cenar.

El jengibre contiene gingerol, compuesto activo que presenta muchos beneficios antiinflamatorios y digestivos. Podemos también tomar el jengibre en infusión; se necesita una raíz de jengibre fresco y cortar unas rodajas de esta raíz y añadirla al agua. Hervir durante unos 5 minutos con la piel de un limón. Colar y tomar caliente. También se puede añadir el jengibre en las sopas o cremas.

 

3.Estofado de hinojo y boniato

Ingredientes: 2 cebollas cortadas a dados pequeños, ½ hinojo cortado a trozos medianos, 2 boniatos pelados y cortados a rodajas pequeñas, 2 hojas de laurel, sal marina, aceite de oliva virgen.

Preparación: saltear las cebollas con un poco de aceite de oliva virgen y un poco de sal de hierbas, cocinar durante 10 minutos a fuego bajo. Añadir el hinojo, el moniato, el laurel, y el agua que cubra un tercio del volumen de las verduras. Tapar y cocer a fuego lento durante 30-35 minutos.

Comentario nutricional: Los boniatos contienen cantidades elevadas de betacaroteno, pro vitamina A que aumenta y modula la inmunidad además de proteger las barreras mucosas frente a infecciones. También son ricos en vitamina C y en vitaminas del grupo B. Se pueden incorporar en la dieta de distintas formas: en crema, troceados y fritas con aceite de oliva virgen, al horno, al vapor, rallados, para elaborar bizcochos o sustituyendo a la patata combinada con verdura.

 

IOB

IOB

Leave a Reply