Información médica

El tratamiento del tejido mamario anormal con cirugía y radioterapia reduce el riesgo de cáncer, pero los beneficios disminuyen con el tiempo.

El tratamiento del tejido mamario anormal con cirugía y radioterapia reduce el riesgo de cáncer, pero los beneficios disminuyen con el tiempo - IOB Madrid

Una importante investigación de mujeres con carcinoma ductal in situ (DCIS, por sus siglas en inglés), una afección mamaria que puede convertirse en cáncer invasivo, ha demostrado que la cirugía para extirpar el tejido seguido de radioterapia ofrece una mejor protección en comparación con la cirugía por sí sola.

La investigación, presentada en el 12.° Congreso Europeo del Cáncer de Mama, ha seguido a pacientes durante un largo periodo tras el diagnóstico, en algunos casos hasta 27 años. Y, aunque demuestra que el beneficio de la radioterapia combinada con la cirugía sobre la cirugía por sí sola persiste, también sugiere que este beneficio se reduce con el tiempo.

Los investigadores afirman que estos nuevos hallazgos aclaran los riesgos a largo plazo para las mujeres con DCIS y pueden ayudar a las mujeres y a sus médicos a decidir qué tratamiento es el adecuado para ellas.

El DCIS es una afección en la que las células que recubren los conductos lácteos han comenzado a convertirse en células cancerosas, aunque no se han propagado a otras partes de la mama. A menudo, el DCIS se detecta mediante un examen de los senos. Afecta a decenas de miles de mujeres en Europa cada año. Solo una proporción de los casos de DCIS progresará a cáncer invasivo y se sabe poco sobre qué casos alcanzarán ese estado, de modo que los tratamientos disponibles para los pacientes son muy similares a los tratamientos para el cáncer de mama invasivo.

La investigación ha sido presentada por la Dra. Maartje van Seijen, del Instituto de Cáncer de Países Bajos en Ámsterdam. La Dra. Van Seijen señala: “A la mayoría de las mujeres que son diagnosticadas con DCIS se les ofrece cirugía para extirpar el tejido mamario anormal y frecuentemente, también se les ofrece radioterapia, aunque la mayoría no desarrollaría cáncer de mama invasivo. Queríamos ver cómo se comporta este grupo de mujeres a largo plazo, según el tratamiento que han recibido”.

La investigación incluyó a 10.051 mujeres diagnosticadas con DCIS en los Países Bajos entre 1989 y 2004. Los investigadores reunieron datos sobre si las mujeres fueron tratadas con cirugía de preservación del seno para extirpar el DCIS, o cirugía de preservación del seno seguida de radioterapia o mastectomía (extirpación del seno completo). También recopilaron información sobre si las mujeres fueron diagnosticadas posteriormente con DCIS en el mismo seno nuevamente o con un cáncer de mama invasivo en el mismo seno.

En los primeros diez años después del diagnóstico, las mujeres que se sometieron a cirugía de preservación del seno pero no a radioterapia tuvieron un riesgo del 11,9% (119 de 1.000 mujeres) de ser diagnosticadas con DCIS nuevamente y su riesgo de cáncer de seno invasivo fue del 13,2% (132 de 1.000). Las mujeres tratadas con cirugía de preservación de mama y radioterapia tenían un riesgo de 4,4% (44 de 1.000 mujeres) de DCIS en los primeros diez años y 5,3% (53 de 1.000 mujeres) de cáncer de seno invasivo.

Pero, aunque las mujeres que habían recibido radioterapia presentaban menores riesgos durante los primeros diez años, en los años siguientes (diez o más años después del diagnóstico), sus riesgos estaban más cercanos a los de las mujeres que solo habían recibido cirugía. Tras los diez años después del diagnóstico, las mujeres que se sometieron a cirugía de conservación de la mama pero no a radioterapia tuvieron un riesgo de 1,1% (11 de cada 1.000 mujeres) de ser diagnosticadas con DCIS nuevamente y su riesgo de cáncer de mama invasivo fue del 11,9% (119 de 1.000). En las mujeres tratadas con cirugía de preservación del seno y radioterapia, estas cifras fueron del 2,5% (25 de cada 1.000 mujeres) para DCIS y del 13,2% (132 de cada 1.000 mujeres) para el cáncer de mama invasivo.

La Dra. Van Seijen afirmó: “El riesgo de recurrencia de DCIS o cáncer invasivo en estas mujeres disminuirá con el tiempo, ya sea que se hayan sometido solo a una cirugía de preservación mamaria o una cirugía de preservación de mama con radioterapia. Este estudio muestra que, en general, la adición de radioterapia brinda a las mujeres las mejores oportunidades.

“Sin embargo, existe la posibilidad de que se desarrolle un nuevo DCIS o cáncer invasivo que no esté relacionado con el diagnóstico inicial y esperaríamos que este riesgo sea similar entre los dos tipos de tratamiento. En un número muy pequeño de mujeres, la radioterapia en sí misma puede causar un nuevo cáncer de seno, a menudo muchos años después de que se administró la radioterapia”.

El estudio también mostró que las mujeres que se sometieron a una mastectomía para tratar su DCIS tenían los riesgos más bajos de cáncer invasivo. La Dra. Van Seijen agregó: “Aunque los pacientes que tienen una mastectomía tienen el menor riesgo de recurrencia, es importante recordar que, según investigaciones anteriores, la supervivencia general en pacientes que tienen una mastectomía es la misma que en pacientes que tienen tratamientos menos agresivos. Para la mayoría de las mujeres con DCIS, cuya condición nunca será invasiva, la mastectomía se consideraría un tratamiento excesivo”.

El profesor Emiel Rutgers quien es presidente del Consejo Europeo de Cáncer de Mama, miembro del comité científico del 12.° Congreso Europeo del Cáncer de Mama y no ha formado parte de esta investigación, comentó: “El DCIS es una condición que afecta a miles de mujeres y una proporción de ellas desarrolla cáncer de mama invasivo. La mayoría de estas mujeres tendrán décadas de vida por delante, por lo que es vital que comprendamos el impacto a largo plazo de los tratamientos que ofrecemos.

“Todavía necesitamos saber mucho más sobre el DCIS y, en particular, qué mujeres desarrollarán cáncer invasivo y cuáles no. Mientras tanto, estudios como este brindan a los pacientes y a sus médicos más información sobre los beneficios y costos de los diferentes tratamientos disponibles para ellos.

“Investigaciones anteriores muestran que el riesgo de morir de cáncer es solo del 1-2% en los 20 años posteriores al diagnóstico de DCIS. Por lo tanto, es importante recordar que, si se trata solo con cirugía conservadora de seno o con radioterapia, el riesgo de morir de cáncer de mama en mujeres que tenían DCIS sigue siendo muy bajo “.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Elija si acepta o rechaza el archivo de cookies basado en su navegación. O personalice las cookies a su elección: Personalizar Cookies      
Privacidad