Información médica

Oncología y Medicina China

By 26 octubre, 2018 No Comments

La Medicina China contempla el cuerpo como un todo y basa su teoría en el concepto del equilibrio de Yin y Yang y en los Cinco Elementos. De ahí el descubrimiento y desarrollo de la teoría de los Meridianos y los puntos de Acupuntura. Teniendo en cuenta tanto el cuerpo físico como un ente independiente como un elemento que forma parte de la naturaleza, actúa e interactúa manifestando su estado y el equilibrio entre sí mismo.

De este modo, observamos y comprendemos la acción y la reacción de nuestro cuerpo ante cualquier estímulo, sea un golpe, sea el cambio de temperatura y/o lugar, sea el cambio de alimento, emoción y hábito, estamos constantemente influenciados y conectados con nuestra emoción y entorno, y es esencial que nos demos cuenta de que no podemos aislarnos de nuestro cuerpo a lo que nos rodea. Por ello, tener una visión más amplia y más objetiva nos ayuda a tener mayor comprensión sobre lo que sucede dentro y fuera de nuestro cuerpo y encontrar el camino desviado para volver al centro, el punto de partida para acabar la gran aventura que se llama vida.

Bajo esta premisa, del 25 al 28 de octubre se va a celebrar el primer Congreso de Medicina China Clásica en el que Wen-Hsiu Hu Wen, especialista en Medicina Tradicional China de la Unidad de Medicina Complementaria de IOB Institute of Oncology en Barcelona, participa con una ponencia “Oncología y la Medicina China” de tres horas de duración en la que expondrá el punto de vista sobre oncología desde Medicina Tradicional China; posibles causas: Genética, Ambiental, sociocultural, emocional, dieta…; qué solución ofrece desde la Medicina China y estudios y experiencias personales en el día a día.

El objetivo que persigue esta especialista es “que la gente tome conciencia de su cuerpo, de su forma de vida y de su propio sentimiento, parar la marcha forzada y reflexionar, valorar y decidir cómo seguir y por dónde seguir y, al mismo tiempo, aprender a valorar lo importante y lo imprescindible y conectarse de nuevo su cuerpo y su alma”, explica.

En la consulta tal y como cuenta la experta, “cuando atiendo a los pacientes que acuden a mi servicio suelen enfocar el motivo en el tratamiento paliativo sobre los efectos colaterales que genera la quimioterapia o la radioterapia y en este aspecto hemos tenido muy buenos resultados en cuanto las mejoras y recuperaciones de las molestias o dolores”. Pero al mismo tiempo de atender los síntomas físicas y visibles, prosigue la experta, “existe una parte muy importante que en la vida real de una persona que recibe la atención médica con el método ortodoxo que no se refleja ni tampoco puede darle ninguna solución eficiente salvo una pastilla para adormecer su ansiedad, decaimiento, enfado y angustia, es la parte emocional, sensaciones poco concretas, según mi observación”

Restaurar el equilibrio del cuerpo

Para lograrlo, una de las técnicas más conocidas y aceptadas de la medicina china es la Acupuntura, “pero siempre basándose en restaurar el equilibrio de nuestro cuerpo, utilizando los puntos de conexión y apertura a través de inserción de las agujas para movilizar el “Qi, la Energía Vital” sin tener que ingerir ningún tipo de medicamento, sólo estimulando la propia energía que llevamos dentro de nuestro cuerpo. Es una herramienta eficiente, útil y muy poco agresiva, además proporcionar una sensación de calma y bienestar tanto físico como emocional, de modo, los pacientes que reciben el tratamiento pueden combatir y acabar el tratamiento convencional con la mayor comodidad”, explica la matiza.

Precisamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la acupuntura como terapia alternativa para aliviar, principalmente, el dolor físico, tanto agudo como crónico. Es una terapia acreditada para la prevención y el tratamiento de los síntomas derivados de los tratamientos de quimioterapia y de la evolución de la enfermedad. En concreto, existe evidencia científica de su efectividad en la mejora de síntomas como los sofocos, los dolores articulares y musculares, las náuseas, los vómitos y el dolor.

 

IOB

IOB

Leave a Reply