Cáncer de vejiga y vías urinarias

Cáncer de vejiga y vías urinarias

El tumor más frecuente de la vejiga es el carcinoma urotelial. Estos pueden estar limitados al revestimiento interno de la vejiga, llamados superficiales o no músculo-invasivos y profundos o músculo-invasivos. 

Tras el diagnóstico histológico por medio de una biopsia habitualmente por vía endoscópica, se estudia el caso en comité y se decide el mejor tratamiento para cada paciente.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento dependen del estadio del cáncer de vejiga.

Una vez realizado el diagnóstico de certeza,  se completa el estadiaje con las pruebas complementarias que nos permiten determinar la extensión y/o diseminación de la enfermedad en el cuerpo y disponemos de diferentes modalidades de tratamiento, que pueden utilizarse solas o en combinación dependiendo de cada situación concreta:

  • Cirugía radical (cistoprostatectomía radical +/- linfadenectomía).
  • Radioterapia en concomitancia con quimioterapia para casos seleccionados (preservación vesical).
  • Quimioterapia. En este tipo de tumor, se puede administrar por vía endovesical para los tumores superficiales o no músculo-invasivos (fármacos diferentes a los que se administran por vía endovenosa) o pueden ser tratados por vía endovenosa en aquellos tumores infiltrantes o músculo-invasivos.
  • Inmunoterapia (a raíz de complejos procesos e interacción entre esta medicación y las células tumorales, llevan a la activación de nuestras defensas frente al tumor).
  • Terapias dirigidas a dianas moleculares (interfieren en algunas vías moleculares que las células del tumor necesitan para crecer y multiplicarse y por ende, impiden su desarrollo).
  • Ensayos clínicos (estudios y protocolos en distintas fases de investigación clínica, con el propósito de complementar o añadir un beneficio a los tratamientos actuales o una nueva oportunidad terapéutica para distintas fases de la enfermedad).