Oncología de precisión

El cáncer es una enfermedad genética, causada por cambios en el ADN que controlan el funcionamiento celular, así como su crecimiento y división.
En el IOB, ofrecemos a nuestros pacientes la posibilidad de beneficiarse de la oncología de precisión a través de diversas plataformas genómicas adaptadas a las necesidades de cada caso.

Estas plataformas no nos permiten únicamente la búsqueda de alteraciones genéticas tumorales, sino que nos proporcionan la capacidad de realizar una recomendación terapéutica personalizada con las mayores probabilidades de éxito, permitiendo ofrecer al paciente el tratamiento más adecuado para su patología, en función de su perfil genético, clínico o molecular.

Esto hace posible el uso de fármacos más eficaces y seguros, al seleccionarse los pacientes por la presencia o no de determinados biomarcadores. Incorporando aquellos tratamientos en los que hay una mayor probabilidad de que los pacientes respondan, utilizando medicamentos altamente selectivos, creando un tratamiento individualizado.

Es por ello que, en el IOB, creemos en la aproximación transversal al tratamiento del cáncer, que se sustenta en la identificación de la alteración genética específica para la que existe un tratamiento concreto y selectivo que aporta al paciente el máximo beneficio y no depende del órgano de origen del cáncer.

En el IOB, ofrecemos distintas pruebas que hacen posible la oncología de precisión, como es el caso de la biopsia líquida y los tests genéticos.

Biopsia líquida

La biopsia líquida, diagnóstico del cáncer no invasivo, tratamiento personalizado y seguimiento.

La biopsia líquida es una técnica de diagnóstico no invasiva del cáncer para la que bastará con tomar una o varias muestras de sangre, en la que se buscará ADN tumoral, permitiendo una caracterización de los genes así como una monitorización de la enfermedad más precisa. El uso de esta técnica evita molestias innecesarias para el paciente y permite ahorrar tiempo y recursos.
La biopsia líquida permite planificar y personalizar el tratamiento.

Tratamiento personalizado, monitorización y validación de la terapia

La biopsia líquida es una «nueva técnica diagnóstica que nos permite: por un lado, detectar mutaciones del tumor en la sangre y así poder determinar cuál es el mejor tratamiento para el paciente, al mismo tiempo, nos permite monitorizar si, dichos tratamientos, están funcionando o no» – Aleix Prat

Ventajas de la biopsia líquida
  • Es una técnica de diagnóstico del cáncer no invasiva
  • Permite la detección de tumores en estadios tempranos
  • Permite identificar el ADN del tumor
  • Se puede repetir tantas veces como se desee
  • Se pueden obtener los resultados en poco tiempo
  • Permite la validación del tratamiento en curso
  • Permite realizar un tratamiento personalizado
  • Permite un seguimiento de los pacientes para prevenir recaídas

Tests genéticos o genómicos

Con los estudios de los genes del tumor podemos anticiparnos a posibles alteraciones y actuar precozmente para evitar complicaciones u obtener tratamientos más efectivos, así como anticiparnos a la posibilidad de desarrollar un cáncer.

El análisis genómico puede revelar mutaciones en los genes, o su expresión, información que pueden ser clave para el diagnóstico, tratamiento y prevención del cáncer.

Es por ello que, en el IOB, hacemos uso de estas herramientas para una mayor eficacia en el tratamiento de nuestros pacientes. El paciente recibirá un informe con las alteraciones genómicas detectadas en su tumor y las terapias dirigidas o ensayos clínicos más adecuados conforme las evidencias científicas y su situación clínica particular.

Cáncer hereditario

Los cánceres hereditarios son la consecuencia de mutaciones germinales en genes concretos que incrementan la susceptibilidad para padecer cáncer. Esta susceptibilidad se transmite entre los miembros de la familia de acuerdo a distintos patrones de herencia.

Es a través de los test genéticos que se realizan en el centro, que es posible realizar el hallazgo de sujetos con una predisposición genética hereditaria al cáncer permitiendo a los pacientes beneficiarse de medidas eficaces no sólo en la detección precoz, sino también en la prevención de los tumores y su tratamiento.

En el IOB, es la Unidad de Consejo Genético la que realizará la evaluación individual del riesgo para cada miembro de la familia, y las determinaciones genéticas oportunas. Mediante el consejo genético los pacientes reciben información sobre:

  • Es una técnica de diagnóstico del cáncer no invasiva.
  • Permite la detección de tumores en estadios tempranos.
  • Permite identificar el ADN del tumor.
  • Se puede repetir tantas veces como se desee.
  • Se pueden obtener los resultados en poco tiempo.
  • Permite la validación del tratamiento en curso.
  • Permite realizar un tratamiento personalizado.
  • Permite un seguimiento de los pacientes para prevenir recaídas.