Guía práctica de ejercicios para la prevención del linfedema

Las pacientes diagnosticadas de tumores de mama, que han sido sometidas a cirugía mediante tratamiento conservador o mastectomía y linfadenectomía (vaciamiento axilar), que además han recibido tratamiento con radioterapia a nivel axilar, tienen un cierto riesgo de desarrollar linfedema en dicho brazo.

La falta de movilidad por el dolor que produce contribuye a atrofiar los músculos y las articulaciones, anquilosando el sistema músculo-esquelético. Por esta causa es frecuente que se tienda a mantener inmóvil el brazo y el hombro, lo que favorece aún más la atrofia muscular, la fijación articular y la posible aparición de un linfedema.

Por este motivo, es conveniente tener una serie de cuidados y precauciones así como la realización de unos ejercicios gimnásticos, que pueden ayudar en la recuperación tras la cirugía/radioterapia.

Se recomienda seguir estas instrucciones para ayudar a prevenir el linfedema

  • Evite la constricción o apretar el brazo. Esto puede incrementar la presión en los vasos sanguíneos y provocar un aumento de los líquidos y el edema.
  • No use joyas, ropas o guantes que le aprieten demasiado.
  • Evite colgarse los bolsos pesados de ese hombro.
  • La presión arterial deben tomársela siempre en el brazo no afecto.
  • Utilice una manga de compresión cuando viaje en avión durante vuelos largos tras la linfadenectomía.
  • Es importante que utilice su brazo afecto de forma normal.
  • Debe realizar sus actividades diarias.
  • Haga ejercicio de forma regular.

Prevención de la infección y las quemaduras

  • Evite las inyecciones, la extracción de sangre o una vía intravenosa en el lado operado.
  • Evite las vacunas en ese brazo.
  • Mantenga las manos y las cutículas suaves aplicando una crema de forma habitual. No use las tijeras para cortar las cutículas; en vez de eso, empújelas hacia atrás con un bastoncillo.
  • Utilice guantes protectores cuando haga jardinería, o use detergentes fuertes.
  • Utilice un dedal cuando cosa; evite pincharse con las agujas.
  • Utilice repelente de insectos para evitar picaduras.
  • Evite las quemaduras solares, utilice protector solar mínimo de 50 FPS.
  • Evite salpicaduras de aceite al cocinar o quemaduras con el horno.
  • Evite el calor excesivo de las saunas porque el calor puede incrementar la retención de líquidos.

Algunos ejercicios recomendados

1. Siéntese sobre un taburete, sujete una toalla por la espalda, con una mano por arriba y otra por debajo, realice movimientos hacia arriba y hacia abajo.

2. Sitúese frente a una pared. Con el brazo afecto, dibuje un círculo lo más grande posible, primero en un sentido y luego en el otro.

3. Coloque ambas manos entrecruzadas en la nuca, junte los codos delante y luego sepárelos al máximo sin soltar las manos.

Bibliografía:

  1. www.todocancer.org (web aecc)
  2. IOB
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.