Información médica

Disgeusia o cambios del sabor durante los tratamientos de cáncer

By 27 abril, 2020 No Comments

El sentido del gusto es esencial para la salud y el bienestar psicológico de la persona. Los trastornos del gusto y del olfato pueden ir desde una pérdida completa de la función, hasta diferentes grados de pérdida del sabor de un alimento. Cualquier alteración en la percepción del gusto y del olor puede llevar a cambios de hábitos de alimentación a una pérdida de peso y en algunos casos a condiciones de desnutrición. En este artículo les contamos su incidencia en pacientes con cáncer.

Existen muchas causas de la alteración del sabor, puede deberse como vemos recientemente por la enfermedad Covid-19, a gripes o resfriados comunes, infecciones de las vías respiratorias superiores y del oído medio, otras enfermedades, o a medicamentos (como ciertos citotostáticos), radioterapia para cánceres de cabeza y cuello o envejecimiento; o también a causas desconocidas.

En el caso de las personas con cáncer, tal y como explica Jordina Casademunt, nutricionista del IOB Institute of Oncology en Barcelona, los cambios en la percepción del gusto suelen ser una condición temporal que se normaliza con el tiempo tras finalizar el tratamiento. Pero a veces, puede mantenerse una fuerte aversión a ciertos gustos o alimentos, posterior a la enfermedad.

Los trastornos del gusto incluyen: disgeusia, trastorno en el que hay un cambio de sabor, hipogeusia, donde la capacidad gustativa se reduce y ageusia, donde la persona pierde por completo el gusto. En el caso de pacientes con cáncer, según los tratamientos que realiza, suele presentar disgeusia, o alteración en el sabor.

 Los principales cambios en el sabor que los pacientes oncológicos refieren son: demasiado dulce (en especial encuentran el agua dulce) demasiado amargo o sabor metálico, o a veces puede ser que pierdan el sabor en general.

En algunas ocasiones, también se presenta aversiones al sabor que pueden estar relacionados con el tratamiento, por lo que en estos casos siempre recomendamos que en los días que reciba tratamiento se evite comer los alimentos favoritos.

 

Estrategias dietéticas para disminuir las alteraciones en el sabor

Las estrategias para reducir las alteraciones en el sabor, en general se centrarán en: consumir más grasas saludables, incrementar el uso de salsas, comer pequeñas cantidades y más frecuente, utilizar más condimentos (hierbas aromáticas y especies), evitar las carnes rojas (priorizar carnes magras), consumir más alimentos fáciles de digerir (como hervido).

 

En el caso de tener mayor sabor amargo: podemos agregar frutas dulces en las comidas, comer alimentos más bien fríos o a temperatura ambiente, realizar comidas con cocciones suaves, utilizar alimentos con texturas suaves como: quesos suaves, huevos, tofu, o cremas para cocinar vegetales de avena o de almendras. Los alimentos pueden tener mejor sabor cuando se preparen en guisos y salsas. Marinar los alimentos también puede ayudar a que sepan mejor. Por ejemplo, agregar zumo de limón o zumo de naranja a las carnes magras (pollo, pavo, conejo) o pescados, o bien utilizar hierbas aromáticas.

En caso de tener demasiado sabor dulce: podemos agregar jengibre, limón, lima o menta fresca al agua y potenciaremos el consumo de verduras.

En caso de pérdida del sabor en general: podemos recurrir a licuados de frutas con agua con gas, tomar infusiones de menta, cocinar con salsas, con yogur, con aguacate, con aceite de oliva, escogeremos alimentos blandos como huevo, requesón, cremas de verduras.

En caso de sabor metálico: evitaremos el uso de utensilios metálicos, mejor si consumimos alimentos más bien fríos, y evitaremos el consumo de carne roja.

Algunas recomendaciones adicionales que acostumbramos a dar a los pacientes son: tener una buena higiene bucal, utilizar el limón para ayudar a estimular las papilas gustativas pero que evitaremos en caso de tener la boca irritada, experimentar con diferentes texturas como alimentos crujientes, cremosos, también es importante asegurar un buen aporte de proteína.

 

 

IOB

IOB

Leave a Reply